Niña con Síndrome raro inspira Alegría: “Dios tiene un Propósito en mi Vida”

Llegar al mundo con capacidades especiales no impidió a que Karunia se sintiera en la vida. Con su testimonio ella está modificando la forma de pensar de su ciudad en el este de Indonesia y batallar contra quienes se reían.

Karunia tiene el síndrome de Apert desde su nacimineto, una afección congénita, una extraña deformación en la cabeza.

La madre de Karunia, Angel, recuerda los dolores que tenia su hija desde su nacimiento, fiebre alta, falta de aliento y sudoración extrema. En ese momento, Angel en ese entonces no se sentia apta para enfrentar la maternidad: “Solo lloré y me pregunté por qué Dios me la había confiado”.

Líderes de la iglesia, Compassion International, ayudaron a Angel y su marido, Candra, a criar a la pequeña para convertirse en la niña sana y feliz.

“Observamos que los padres de Karunia cambiaron por no aceptar la condición de su pequeña hija. Ahora aceptan a su niña con todo su corazón “, afirma Grace, secretaria del Centro de Desarrollo Infantil de Karunia.

Candra y Angel capacitaron a su niña a aceptar y amarse como es. Su padre le repetía incansablemente: “Eres un regalo de Dios”.

El sueño de la pequeña es convertirte en cantante cuando seas grande. “Me gustaria dirigir oraciones o cantar y tengo el sueño de ser cantante en el futuro”, declara la niña.

“Soy linda como mi madre”, dice Karunia. “Cuando todos me daban la espalda, mi madre me enseñó a decir que fue Jesús quien me hizo así”.

La madre de la pequeña asegura que su hija le enseñó a ser una mujer cristiana más fuerte. “Ella es de mi hija, y tenemos que cuidarla mientras Dios nos da la vida, porque Él tiene un propósito en su vida”.

Comments

comments

Compartir