Pastores se salvan de grave accidente al oir la voz de Dios y obedecer

Dos pastores iban en viaje por la carretera cuando lograr escapar de un grave accidente en Ohio, en Estados Unidos, el cual podría haber acabado con sus vidas. En En el preciso instante antes que su camión sea alcanzado por otro carro, ambos oyeron la voz de Dios y obedecieron.

“Oímos una voz diciendo que salgamos del camión. Cuando miré hacia abajo, vi un carro hacia nosotros”, explica Jordan Cole. Él estaba viajando junto con Kenneth Bryant desde Montana a Filadelfia para participar en una conferencia de pastores.

Jordan y Kenneth estaban al mando de un “food truck” de bebidas y comidas rápidas de MudMan. Este proyecto forma parte de una organización sin fines de lucro que vende hamburguesas para recaudar dinero para el ministerio Potter’s Field.

“Queremos suministrar alimentos y otros recursos”, señaló Bryant, quien acaba de regresar recientemente de misiones en Guatemala y Uganda.

El 12 de noviembre, los hombres se encontraban en la autopista Ohio Turnpike, en la ciudad de Newton Township, alrededor de las 20 horas, cuando el camión de food truck se rompió. Jordan y Kenneth esperaron junto al vehículo mientras los demás se encargaban de buscar la pieza para reparar el vehículo.

“Él estaba en la cabina del camión y yo estaba en la parte trasera”, dijo Kenneth. “Yo estaba usando el generador para cargar nuestros celulares”.

“Repentinamente, una visión vino a mí. Fue como algo vívido. Era un pensamiento predominante de que el camión sería alcanzado”, recuerda.

Inmediatamente cogió el teléfono y saltó del vehículo, al mismo tiempo que Jordan saltó de la parte delantera. Los dos escaparon del food truck segundos antes de que el vehículo fuera golpeado y destruido en su totalidad.

La Policía de Carreteras del Estado de Ohio estaban sorprendidos y seguramente que los hombres habrían perdido su vida si permanecían dentro del automóvil en el momento del impacto.

El conductor del otro vehículo también está con vida, solo con algunas heridas leves. “Dios nos mantuvo seguros, Dios nos mantuvo vivos”, confesó Kenneth.

Los pastores testifican quién los salvó y por qué. “Llegamos a la conclusión que era Jesús”, dijo Kenneth. “Él permitió que esto sucediera para que yo pudiera compartir esta historia. Para que la gente sepa que nuestro Padre Celestial está atento a nosotros”.

Los pastores comprendieron porque Dios ha hecho esto, y aseguran que todo tiene un propósito en este mundo. Ahora desean alentar a otras personas con su testimonio. “Hay un propósito para su vida, usted tiene una razón para vivir y es el momento perfecto de Dios”, concluyó Kenneth.

Fuente Guíame

Comments

comments

Compartir