Ex Boxeador se entrega a Cristo luego de tener una Visión del Infierno

Cuando era un jovencito, el ex boxeador Curtis Kelley fue designado como sucesor de su padre en la práctica de vudú, pero nunca imagino que un encuentro con Je´sus cambiaría su vida por completo.

Curtis relata que el fue el séptimo embarazo de su madre, quien vivía junto a su esposo y sus otros seis hijos en la ciudad de Nueva York. También comento que su padre estaba poco contento con otro embarazo y trató de obligarla a su madre a abortarlo. La madre al negar dicha petición, fue golpeada en el estomago por su pareja para provocarle un aborto involuntario.

Cuando Curtis tenia cuatro años de edad vio a sus hermanos mayores en las adicciones, y uno de ellos intento partir de este mundo. Al no tener buena educación, el ex-boxeador a los 6 años de edad, comenzó a caminar por malos lugares.

Creció en un mundo paranormal y “aprendió” a profundizar lo oculto con el fin de obtener poder y dinero. Una sacerdotisa amiga de la familia le enseñó no sólo sobre el vudú, sino también a manipular los clientes y mantenerlos encarcelados en rituales satánicos.

Transformación

Aunque el padre de Curtis y sus hermanos estaban profundamente involucrados en las adicciones y en el ocultismo, su madre era una cristiana que oraba por las noches. Luego de ser maltratada por su marido durante mucho tiempo, ella tomó a todos sus hijos y huyó a una ciudad llamada Milwaukee, en el estado norteamericano de Wisconsin, mientras que su padre estaba fuera de la ciudad.

A pesar que la intención de la madre era buena, Curtis tuvo una fuerte sobredosis cuando tenia solo 15 años de edad y tuvo una visión del infierno. “Los demonios me castigaban en la cabeza. Y estiraban mi lengua. Se rieron de mí, diciendo: ‘Te engañamos, Estabas lanzando hechizos, pero para llegara este lugar “, relató a CBN News.

Súbitamente, durante la visión, unas manos lo sacaron para afuera del infierno. “Oi una voz que me dijo: “Debido a las oraciones de tu madre y por haber sido elegido para cumplir un propósito, usted ha sido salvado’”. Luego de esta revelación recuperó la conciencia en un hospital mental. “Dios vio y me salvó la vida”, añadió Curtis emocionado.

Días después fue dado de alta e inmediatamente empezó a asistir a una iglesia evangélica. Donde escucho la voz de Dios diciendo: “Te amo”. Al ser tocado por el Señor, entregó su vida a Jesús y fue bautizado.

Actualmente, Curtis es evangelista y ha viajado por el mundo advirtiendo a la gente sobre los peligros de lo oculto, y predicar por todas partes que Jesucristo cambio su vida.

Curtis fue un reconocido boxeador entre 1986 y 2001, cuando participó en 20 peleas profesionales de peso pesado y e un n intento de ser parte del equipo olímpico.

A pesar de que era su nombre sea recordado como un boxeador, Curtis estaba destinado al ministerio y fundó el “Puente de la Liberación Internacional” en Hollywood, California.

Comments

comments

Compartir