Así es como China pretende Convertirse en el Líder del Nuevo Orden Mundial

Un funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores de China ha confirmado que Pekín podría hacerse cargo del liderazgo mundial si ninguna de las otras potencias se decide a hacerlo.

Estas declaraciones vienen como referencia al hipotético caso de que los Estados Unidos,liderados por Donald Trump, decidieran abandonar sus tradicionales políticas internacionalistas para centrarse en temas domésticos.

“Si alguien dijera que China está desempeñando un papel de liderazgo en el mundo, yo contestaría que esto no sucede porque nuestro país luche por el primer puesto, sino más bien porque los principales candidatos han dado un paso atrás, dejando ese lugar a China”, aseguró Zhang Jun, director general del Departamento de Economía Internacional del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, según informó la agencia de noticias Reuters.

El funcionario sugirió también que, de producirse ese escenario, China no rechazaría la oportunidad de dirigir el mundo si fuera necesario y sirviera para el bien de toda la humanidad.

Zhang realizó estos comentarios luego del discurso del presidente de China, Xi Jinping, en el Foro Económico Mundial de Davos que tuvo lugar hace unos días. En su mensaje, Xi defendió los beneficios de la globalización y advirtió sobre los peligros del aislamiento a los que Washington se podría enfrentar si el presidente estadounidense, Donald Trump, decidiera materializar su política de ‘Estados Unidos primero’ la cual expuso en su discurso de investidura.

Aquel día, Donald Trump prometió a sus ciudadanos que Washington no sacrificaría las necesidades de los estadounidenses de a pie por el bien de las naciones extranjeras.

Como respuesta a aquellas declaraciones, el presidente chino comparó las políticas proteccionistas prometidas por el mandatario estadounidense con “encerrarse a sí mismo en un cuarto oscuro” sin luz y sin aire.

Xi también aseguró que China no haría uso de la devaluación de la moneda como herramienta para obtener ventajas competitivas sobre otros países, respondiendo así a las numerosas acusaciones de Donald Trump de competencia desleal.

Las tensiones entre EE.UU. y China han aumentado luego de que Trump se convirtiera en el primer presidente de Estados Unidos, desde 1979, en crear vínculos directos con un líder taiwanés, tras mantener una conversación telefónica con la presidenta Tsai Ing-wen después de su victoria en las elecciones norteamericanas.

Aunque Trump declaró que la charla que habían mantenido no tuvo ningún significado político, el hecho provocó un escándalo diplomático que no parece mostrar signos de amainar.

Fuente: Reuters

Comments

comments

Compartir